La Felicidad del Cambio

Durante miles de años de evolución natural, el hombre ha estado expuesto a cambios, y resistirse a los mismos siempre ha sido un común denominador, cuando nuestros antepasados de las cavernas encontraban “la receta que funcionaba” la mantenían sin modificarla y esto se ha prolongado hasta nuestros días.

Pero la situación no es tan sencilla, como decía el poeta uruguayo Mario Benedetti Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, de pronto, cambiaron todas las preguntas.” Y en ese momento es dónde la resistencia al cambio se hace más evidente, ¿por qué la receta de ayer ya no es efectiva hoy?. Este tipo de cuestionamientos, muy habituales en las empresas, son los que empiezan a dañar el enfoque de resultados y relaciones que ya hemos comentado en notas anteriores.

Cuando las compañías pasan por grandes cambios (fusiones, adquisiciones, mercados, etc.) generalmente las decisiones pasan por las altas gerencias de la organización, dejando al resto del equipo relegado, esto genera frustraciones, miedos y estrés entre otras emociones negativas, por eso la primer sugerencia es a “involucrar a toda la empresa en el cambio”, de esta manera se logrará mantener a la gente más comprometida con los objetivos propuestos.

Claro está que a lo largo de nuestra vida laboral los cambios serán inevitables, y esos cambios a menudo nos generarán cierta infelicidad, y las personas que no son felices en su trabajo pierden la creatividad, productividad y la motivación que se necesitan para que el cambio sea exitoso.

El cambio hiere nuestra sensación de logro de resultados, dado que estaremos trabajando de una manera diferente a la que lo veníamos haciendo, además afectará nuestras relaciones con nuestros compañeros, porque este cambio nos pondrá a trabajar bajo estrés, impidiendo en cierta manera que el equipo pueda actuar como tal.

Por lo anteriormente mencionado es muy importante diseñar y llevar adelante el cambio de una manera en la que las personas signa sintiéndose felices en su trabajo. Para ello se deberá hacer foco en los resultados y en las relaciones, esto significa, darle valor a las tareas que realizarán y mantener una buena relación entre los empleados, para lograrlo es fundamental darle un “para qué” al cambio propuesto, cuando el equipo entiende la importancia de generar ese cambio lo acepta y se involucra, esto significa explicar cuáles son las razones que hacen que generar el cambio tenga sentido para la organización y sus miembros.

Por último y no menor es muy importante escuchar a los empleados y sus problemas respecto al cambio  para poder tomar las acciones que sean necesarias en pos de mantenerlos motivados frente al desafío.

Las empresas con empleados felices no sólo ganan más dinero, sino que están más abiertas al cambio y se comprometen con lograrlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s